Fábula del Potuu

Había una vez un pájaro potuu que quería alcanzar el techo del mundo. Después de intentarlo e intentarlo, sin nunca alcanzarlo, empezó a preguntar a otros animales. Preguntó al cóndor, a la llama, al sapo y al zorro. La respuesta de cada uno fue distinta, siendo la única que satisfació al potuu la que le dió el zorro, quien le animó a seguir intentándolo. Pero con los años, el pobre pajarito acabó también comprendiendo la sabiduría detrás de las otras respuestas.

Desequilibrios Actuales

“Para poder recuperar el estado de equilibrio o \*homeostasis social\*, así como restablecer el vínculo perdido con la Madre Naturaleza, necesitamos (1) envolver la tierra, para protegerla, en vez de desarrollarla; (2) crecer para estabilizarse, como hace la naturaleza, en vez de buscar el crecimiento constante; (3) fomentar la generosidad y no el acopio, para así generar abundancia; y finalmente; (4) realzar los atributos femeninos de la colaboración, espontaneidad e intuición, frente a la competencia, formalidad y racionalidad extrema, para poder también restablecer el equilibrio de género."

Contraste de Valores

“La sociedad llamada ‘moderna’ realza los valores masculinos de la ‘competencia', la ‘formalidad', y la ‘racionalidad', frente a sus complementarios femeninos de la ‘colaboración', ‘espontaneidad' e ‘intuición'. Tal tendencia la observamos incluso en idiomas como el español o el inglés. Constituye un desequilibrio de género que nos mantiene espiritualmente anclados, sin dejarnos evolucionar."

Cosmovisión Indígena

La noche de esta civilización eurocéntrica es gélida. Sus ciudades son una agresión a la vista y a la Madre Tierra. Su gente no es feliz. Da la impresión de que fueron entrenados para la infelicidad por que ello vende más. Sus niños son obligados a aprender conocimientos casi siempre innecesarios, para luego trabajar en algo que nos les gusta y con el dinero obtenido de esa venta de su vida, comprar lo que no necesitan. Sin embargo, no todo está perdido.

Anatomía del Cambio

El presente artículo comienza describiendo cinco niveles para lograr el cambio. A continuación, plantea la necesidad de que la humanidad adopte un conjunto común de leyes de pensamiento para alcanzar el equilibrio con nosotros mismos.